Ravioles de espinaca y champiñones con queso parmesano

¿Eres amante de los ravioles pero te es difícil conseguirlos en tu ciudad o los que encuentras son carísimos? Con esta receta puedes hacer tus propios ravioles, a tu gusto, mucho más deliciosos y mucho más económicos.

(Aproximádamente 12 ravioles grandes)

Ingredientes:
250 g de harina de trigo
2 huevos
1 cda de aceite de oliva
1/2 cdita de sal
1 cda de agua*

Relleno:
2 cdas de aceite de oliva
1 cebollita cambray grande (en trocitos)
1 diente de ajo partido en dos
2 champiñones frescos grandes (en trocitos)
1 taza de espinacas cortadas finamente
1/2 taza de acelgas cortadas finamente
1 puño de hojas de albahaca frescas (alrededor de 8-10 hojitas) -si usas albahaca seco espolvorea a tu gusto-
Queso parmesano al gusto

A parte
2 cdas de mantequilla
1 puño de albahaca fresco picado
400 g de salsa para espagueti
Puedes ponerle salsa bechamel si gustas

Cierne el harina dos veces y ponla en una superficie haciendo un hoyito en medio (puedes hacerlo en un recipiente grande si lo prefieres).
En el agujero echa los huevos, la sal y el aceite de oliva. Revuelve esa mezcla con un tenedor y luego incorpora el harina poco a poco. Forma una masa elástica. *Si queda muy dura agrega una cucharada de agua.

Ya que tengas una buena masa formada, envuélvela en un pedazo de plástico de cocina, métela a un recipiente de plástico con tapadera y déjala reposar en el refrigerador al menos 30 minutos.

Mientras haz el relleno.

En una cacerola pon el aceite a calentar. Agrega la cebollita y el ajo. Una vez dorados retira el ajo y agrega el champiñón. Espera a que dore un poco y agrega las espinacas, las acelgas y el albahaca. Una vez que están un poco doraditas retira del fuego y reserva.

Seguimos con la masa…

Divide tu masa en 4 partes. Enharina una superficie limpia (puedes poner un plástico de cocina para evitar el desorden). Aplana y extiende tu masa como si estuvieras haciendo tortillas hasta formar un cuadrado -o algo parecido- no muy grueso.

-Si tienes una máquina para pasta forma una hoja fina-

Corta cuadros de 8 cm (o del tamaño que lo desees). Procura tener la superficie bien enharinada para que no se quede pegado nada.

Agrega poco menos de una cucharadita del relleno a tu cuadrito. Agrega una pizca de queso parmesano.

Pon un poco de agua en las orillas de tu cuadro y agrega encima otro cuadrito. Presiona con cuidado las orillas y luego presiónalas con un tenedor para darle un poco de presentación.

Extiende tus ravioles en una charola o plato enharinada, tapa con un plástico de cocina y déjalos reposar en el refrigerador por lo menos por 30 minutos. Esto es para que no se deformen o destrocen a la hora de hervirlos.

Pon agua a hervir en una cacerola grande. Cuando esté hirviendo añade sal y coce tus ravioles de dos en dos por unos 3 minutos o hasta que suban a la superficie.

Escúrrelos.

En una cacerola plana pon a derretir la mantequilla. Agrega el albahaca picado y guisa tus ravioles con mucho cuidado.

Calienta la salsa para espagueti. Sirve un poco en un plato, pon tus ravioles ya guisados y vuelve a vertirles un poco de salsa para espagueti. Como toque final puedes agregar queso mozzarella o más parmesano. Si lo deseas vierte también un poco de salsa bechamel antes de ponerle el queso.

*Puedes hacer tus propios rellenos. Quesos, carne molida, otras verduras. El cielo es el límite.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s