Pasta Cremosa

Ideal para esos fines de semana de barbecues. (Rinde 8 porciones).

Ingredientes:

2 Paquetes de  pasta (recomiendo fusilli  o penne)
1 Lata pequeña de media crema.
1 Barra de queso philadelphia.
1 Taza de albahaca fresco (picado).
1 Cda. de paprika.
1/2 Cdta. de ajo molido.
Una pizca de sal.

Preparación:

Se cocina la pasta de acuerdo a las instrucciones del paquete, sólo usa un poco más de sal a la hora de hervirla.

En un recipiente mezcla la media crema con el resto de los ingredientes. Revuelve hasta que todo se incorpore bien.

Mezcla la pasta con la crema y deja reposar una hora en el refrigerador. Sírvela como acompañamiento.

Sushi

La buena @Reiira me ha pedido que ponga la receta del sushi y, les digo, la clave está en el arroz y si yo, que soy la mujer del peor arroz del mundo lo puede hacer, ustedes también.

Para apróximadamente 8 rollos.

Ingredientes para el arroz:

2 tazas de arroz (tiene que ser calrose o de grano grueso)
4 tazas de agua
1/2 taza de vinagre de arroz (puedes usar vinagre blanco pero un poco menos con poquita agua)
1/3 de azúcar blanca
1/2 cucharadita de sal

Ingredientes para lo demás:
Algas deshidratadas (hay unos paquetes con 10 de Kapporo)
1 barra de queso philadelphia
1 aguacate
1 pepino
-lo que le quieras poner. Surimi, camarón, ostiones, etc.-

Preparación:

Como lo dije, la clave está en el arroz, sigue las instrucciones con cuidado y triunfarás.

Pon a hervir las 4 tazas de agua en una cacerola honda a fuego alto. Mientras, lava muy bien el arroz, mínimo seis veces o hasta que el agua salga cristalina, si no lo lavas bien no te va a salir. Vierte el arroz a la cacerola mientras esté el agua hirviendo, espera a que vuelva a hervir con el arroz y tápalo, baja el fuego y espera diez minutos. Al pasar el tiempo retira del fuego SIN destapar la cacerola. Deja reposar otros 10 minutos.

Vierte el arroz en un recipiente grande para que se pueda enfriar.

A parte, en un plato revuelve el vinagre, el azúcar y la sal hasta que se disuelva todo bien. Pónselo al arroz revolviendo muy bien y deja reposar al menos media hora o hasta que se enfríe.

Si vas a usar camarones:
Antes de cocerlos, pélalos y, para que no se enrosquen, mételes un palillo para que queden rectos. Hiérvelos hasta que se pongan rojos, retírales el agua y listo.

Si vas a usar surimi:
Córtalo en tiras. Listo.

Pela el pepino y córtalo en tiras finas. Puedes cortar el queso crema en tiras también o irlo cortando cuando lo vayas necesitando. Lo mismo con el aguacate.

Lo más difícil: ¡enrollar el sushi!

Para esto vamos a necesitar un tapete para sushi cubierto con un plástico de cocina. También necesitaremos un plato hondo con agua para mantener tus manos húmedas y que no se pegue nada en tus manos.

Empezamos poniendo un alga sobre el tapete. Tomas poco más de un puño de arroz y lo distribuyes dejando libre de tu lado más cerca alrededor de un centímetro y de tu lado más lejos unos dos o tres centímetros. Pones los ingredientes del lado más cercano a ti, en tiras, procurando que estén en todo lo largo de tu rollo.

Con tus manos húmedas empiezas a enrollar del lado de los ingredientes, deteniéndolos si es necesario. Das una media vuelta y presionas un poco con tu tapete. (Si presionas muy fuerte tendrás puré de arroz). Das otra vuelta procurando que quede uniforme tu rollo. Al final le pones un poco de agua al alga que sale sobrando para sellar bien tu rollo.

Córtalo a la mitad y luego a la mitad y así sucesivamente.

Y, como un video explica mil veces mejor, aquí hay unos de cómo hacerlo:

Este con el arroz por fuera:

Quickies: Fake Mini Pizzas

Esta es una receta para un día donde no tengas muchas ganas de cocinar pero aun quieras algo rico y hecho por ti.

Imagen

(1 persona)

Ingredientes:

1 bolillo
Salsa para espagueti
Queso mozzarela
Los ingredientes que quieras para tu pizza (jamón, piña, salchicha, champiñones, pimiento, cebolla, etc.)

Preparación:

Parte el bolillo a la mitad verticalmente. Untale alrededor de dos cucharadas de salsa para espagueti. Espolvoréalo con queso mozzarela. (Puedes usar queso oaxaca, chihuahua, manchego, monterrey jack, el queso que se derrita que más te guste).

Agrega los demás ingredientes.

Mételas al horno por 10 minutos o hasta que se vean doraditas. Puedes usar hornito eléctrico u horno convencional si gustas hacer varias.

Ravioles de espinaca y champiñones con queso parmesano

¿Eres amante de los ravioles pero te es difícil conseguirlos en tu ciudad o los que encuentras son carísimos? Con esta receta puedes hacer tus propios ravioles, a tu gusto, mucho más deliciosos y mucho más económicos.

(Aproximádamente 12 ravioles grandes)

Ingredientes:
250 g de harina de trigo
2 huevos
1 cda de aceite de oliva
1/2 cdita de sal
1 cda de agua*

Relleno:
2 cdas de aceite de oliva
1 cebollita cambray grande (en trocitos)
1 diente de ajo partido en dos
2 champiñones frescos grandes (en trocitos)
1 taza de espinacas cortadas finamente
1/2 taza de acelgas cortadas finamente
1 puño de hojas de albahaca frescas (alrededor de 8-10 hojitas) -si usas albahaca seco espolvorea a tu gusto-
Queso parmesano al gusto

A parte
2 cdas de mantequilla
1 puño de albahaca fresco picado
400 g de salsa para espagueti
Puedes ponerle salsa bechamel si gustas

Cierne el harina dos veces y ponla en una superficie haciendo un hoyito en medio (puedes hacerlo en un recipiente grande si lo prefieres).
En el agujero echa los huevos, la sal y el aceite de oliva. Revuelve esa mezcla con un tenedor y luego incorpora el harina poco a poco. Forma una masa elástica. *Si queda muy dura agrega una cucharada de agua.

Ya que tengas una buena masa formada, envuélvela en un pedazo de plástico de cocina, métela a un recipiente de plástico con tapadera y déjala reposar en el refrigerador al menos 30 minutos.

Mientras haz el relleno.

En una cacerola pon el aceite a calentar. Agrega la cebollita y el ajo. Una vez dorados retira el ajo y agrega el champiñón. Espera a que dore un poco y agrega las espinacas, las acelgas y el albahaca. Una vez que están un poco doraditas retira del fuego y reserva.

Seguimos con la masa…

Divide tu masa en 4 partes. Enharina una superficie limpia (puedes poner un plástico de cocina para evitar el desorden). Aplana y extiende tu masa como si estuvieras haciendo tortillas hasta formar un cuadrado -o algo parecido- no muy grueso.

-Si tienes una máquina para pasta forma una hoja fina-

Corta cuadros de 8 cm (o del tamaño que lo desees). Procura tener la superficie bien enharinada para que no se quede pegado nada.

Agrega poco menos de una cucharadita del relleno a tu cuadrito. Agrega una pizca de queso parmesano.

Pon un poco de agua en las orillas de tu cuadro y agrega encima otro cuadrito. Presiona con cuidado las orillas y luego presiónalas con un tenedor para darle un poco de presentación.

Extiende tus ravioles en una charola o plato enharinada, tapa con un plástico de cocina y déjalos reposar en el refrigerador por lo menos por 30 minutos. Esto es para que no se deformen o destrocen a la hora de hervirlos.

Pon agua a hervir en una cacerola grande. Cuando esté hirviendo añade sal y coce tus ravioles de dos en dos por unos 3 minutos o hasta que suban a la superficie.

Escúrrelos.

En una cacerola plana pon a derretir la mantequilla. Agrega el albahaca picado y guisa tus ravioles con mucho cuidado.

Calienta la salsa para espagueti. Sirve un poco en un plato, pon tus ravioles ya guisados y vuelve a vertirles un poco de salsa para espagueti. Como toque final puedes agregar queso mozzarella o más parmesano. Si lo deseas vierte también un poco de salsa bechamel antes de ponerle el queso.

*Puedes hacer tus propios rellenos. Quesos, carne molida, otras verduras. El cielo es el límite.

Galletas de plátano esponjositas

Tenía varios plátanos y no quería que se echaran a perder, a mí no me gustan y mi esposo no se los iba a acabar todos hoy así que decidí hacer unas galletitas de plátano a ver cómo quedaban. Salieron tan bien que les comparto la receta:

Ingredientes

180 g de margarina (dos barritas)
1 taza de azúcar morena
2 plátanos
2 tazas de harina de trigo
1 cdta de polvo para hornear

Procedimiento:

Primero bate la margarina con el azúcar, parte el plátano en trocitos y agrégalo. Mezcla hasta que todo se incorpore bien, te llevará algo de tiempo, más si la margarina está dura.

Mientras revuelve el royal con el harina.

Una vez que tengas una mezcla homogénea agrega el harina poco a poco sin dejar de batir. Terminarás con una mezcla chiclosita, no te preocupes, así debe quedar 😉

Engrasa una charola con margarina y pon bolitas separadas. Hornea a 200°C por aproximadamente 15 minutos o hasta que veas la base doradita.

Crema de surimi con acelga

Ingredientes:

45 g de margarina (1/2 barrita)
3 cebollitas cambray grandes picadas (con todo y tallo)
1/2 taza de acelga fresca picada
3 barritas de surimi (picadas)
1 lata de leche evaporada
1 taza de agua
Sal al gusto

Procedimiento:

Primero se sofríe la cebollita cambray en la margarina, una vez doradita se le agregan las acelgas. En una licuadora pones la leche evaporada, el surimi y le agregas la cebolla y las acelgas. Licuas hasta que quede una mezcla uniforme.

En una cacerola pones el agua a calentar. Agregas la mezcla y bates. Hay que seguir batiendo hasta que hierva, puedes dejarla un poco más al fuego para que quede más espesa.

Agrega sal.

La puedes acompañar con crutones. ¡Queda deliciosa!

Costillas horneadas en salsa agridulce

Ingredientes:
1 Kg de costillas de puerco (en trozos pequeños)
Comino
Orégano
1 diente de ajo

Salsa:
3/4 de taza de salsa ketchup.
2 cdas de miel de abeja
1 cda de vinagre
1 cda de salsa de soya
Sal de ajo (o 1/2 diente de ajo picado)
Pimienta
Aceite de oliva

*Opcional*
4 papas grandes
Albahaca fresco

Preparación:

Primero se echan las costillas en agua hirviendo con el diente de ajo de 15 a 20 minutos (o cuando veas que ablanden).

A parte se mezclan los ingredientes de la salsa en un recipiente grande de plástico.

Escurre las costillas del agua, ponles pimienta, orégano y comino -cuidado con el comino porque suele ser muy fuerte-. Agrégalas al recipiente con la salsa, bate para que todas queden bien embarradas. (puedes también hacerlo con una brocha para barbeque). Déjalas reposar al menos dos horas.

En una charola para hornear pon un poco de aceite de oliva, puedes usar PAM si lo prefieres. Al centro pon las costillas. Al rededor puedes poner las papas en trocitos, las espolvoreas con albahaca y les pones un poco de aceite de oliva.

TIP: Puedes hervir levemente las papas primero para que no necesiten tanto tiempo en el horno que se resequen las costillas, así evitas que te salgan crudas y te preocupas porque las costillas lleguen a su punto ideal.

Brochetas de Pechuga al Tempura


Ingredientes (aprox. 10 brochetas pequeñas):

Para las brochetas:
500 g de pechuga sin hueso
2 pimientos verdes
1 cebolla blanca grande
3 calabacitas
10 Pinchos (aproximadamente)

Para el tempura, (puedes comprar el harina tempura a la que sólo se le agrega agua, o bien, hacer esta recetita):
350 g de harina de trigo
1 cdta de polvo para hornear
1 cdta de sal
1 huevo
1 taza de leche

Preparación:

Primero haz el batido con el que empanizarás las brochetas. Agrega la sal y el polvo de hornear a la harina, ya que esté revuelto agrega la leche y el huevo. Incorpóralo muy bien, procura que no queden grumos. Mete la mezcla en el refri, es mejor cuando se usa fría.

Corta las calabacitas en rodajas de 1 cm aproximadamente, si son muy grandes, pártelas a la mitad. Corta la cebolla y los pimientos en cuadros grandes. También corta la pechuga en cuadros, no muy gruesos para que no queden crudos.

Arma tus brochetas, a mí me gusta que las cebollas queden con la pechuga, intercala las otras verduras:

En una cacerola honda pon aceite a calentar. Mientras, agrega el batido a tus brochetas, ya sea metiéndolas por completo a la mezcla o bañándolas con una cuchara, escúrrelas un poco, la mezcla se esponja, así que no debes ponerle tanta.

Ya que esté bien caliente el aceite fríe tus brochetas, dale suficiente tiempo para que la pechuga se cocine bien.

Saben exquisitas con salsa de anguila y sriracha.

Galletas con avena y arándanos

Ingredientes (3 docenas):

180 g (2 barritas) de mantequilla sin sal.
300 g de azúcar.
2 huevos.
1 cdta de esencia de vainilla.
750 g de harina.
1 cdta de polvo para hornear.
1 cta de sal.
250 g de hojuelas de avena.
250 g de arándanos secos.
Puedes usar pasas en vez de arándanos.

Preparación:

Bate la mantequilla con el azúcar hasta que se vuelva una pasta cremosita. Agrega los huevos y la vainilla, bate todo hasta que se incorpore bien.

A parte, revuelve la sal y el polvo para hornear en la harina. Agrégalo poco a poco a la mezcla anterior con un cernidor. Al final agrega también el avena y los arándanos.

Ya que tengas una masa manejable, haz bolitas pequeñas, aplástalas con tu mano y ponlas en una charola engrasada. Si quieres puedes extender la masa en una superficie y usar cortadores para galletas.

Mételas al horno a 200 centígrados por 15 minutos o hasta que se vean doraditas.

¡Disfrútalas!

Lasaña de Acelgas y Champiñones

Si tienes ganas de algo rico y sano, esta lasaña te caerá súper bien. Sirve para seis porciones y cada porción tiene aproximadamente 200 calorías (o 175 sin la salsa bechamel). Esta receta está calculada para un molde de 9×9 pulgadas o 23×23 cm.

Ingredientes (6 personas)

2 tazas de acelgas, en trozos
12 champiñones frescos medianos, en trozos
260 g de queso oaxaca
6 placas de lasaña
360 g de salsa para espagueti (yo uso Hunt’s 4 quesos)

Salsa Bechamel:
2 cdtas. de harina de trigo.
1 cdta. de margarina sin sal.
1 taza de leche descremada.

Preparación:

Cocer placas de lasaña siguiendo las instrucciones de tu marca favorita. (yo uso del tipo que se coce como cualquier pasta, hay otros que vienen para ponerlos sin cocer ni nada).

Para la salsa bechamel, en una ollita echa el harina para que la tuestes, no dejes de moverla para que no se queme, ya que esté cafesita ponle la mantequilla y sigue revolviendo, ya que se derrita ponle la leche, dale unas batidas y ahora viene el secreto. para que una salsa bechamel salga perfecta no debe tener grumos, lo cual es muy difícil, pero siempre tienes tus aliados bajo la manga. Ya que revuelvas todo, licúa la mezcla, eso hará que no haya grumos y que tu salsa esté per-fec-ta. Ya licuada vuelve a ponerla al fuego y bate hasta que espese, para esto debes tener mucha paciencia, ya que tarda mucho, si quieres puedes hacerlo hasta el final ya que tengas “armada” tu lasaña.

Engrasa el molde, ya sea con mantequilla o con aceite en spray y pon la primera capa de lasaña. Agrega las acelgas y los champiñones (calcula que vas a hacer dos o tres capas), ponle un poco de salsa, bien distribuida, luego el queso y haz otra capa. La última capa es de pura lasaña. Al final vierte la salsa bechamel y distribúyela, puedes ponerle unos trocitos de queso al último para que quede una capita doradita.

Métela al horno a 180 grados y déjala por al rededor de 30 minutos o hasta que veas que la superficie está cafesita.